Candidato Ignacio Briones presenta propuesta de apoyo y liquidez para Pymes

“La prolongación de las restricciones al movimiento y al comercio han vuelto necesarias nuevas medidas de apoyo a las empresas más pequeñas. Si no mantenemos la proactividad en este aspecto, corremos el riesgo de tener una recuperación más lenta y ardua” afirmó el precandidato de Evópoli.

La nueva propuesta del precandidato Ignacio Briones, desarrollada junto a su equipo programático, surge de diversas reuniones con más de 50 emprendedores de Arica a Punta Arenas, gremios nacionales y regionales y de diversas industrias.

“Desde muy joven estuve cerca del mundo del emprendimiento. Mi padre y mi madre, arquitectos de profesión, debían estar permanentemente buscando proyectos para asegurar el sustento de la familia. Por eso comprendo la preocupación y angustia de miles de emprendedoras y emprendedores de todo Chile por el futuro que viene, en un contexto de tantas incertidumbres y después de un 2020 brutal con sus negocios. Durante los últimos meses, he tenido la oportunidad de conversar con decenas de emprendedores y como equipo, organizamos un trabajo colaborativo para escuchar los desafíos en distintas industrias” dijo Briones.

La propuesta, con foco en la liquidez del día a día, contempla dos medidas:

(i) Utilización de pérdidas incurridas en 2020 para devolución de impuesto de primera categoría en año tributario 2019 o anteriores.

Actualmente, la pérdida incurrida por empresas en el año 2020 es utilizable para compensar futuras utilidades de las empresas -desde el 2021 en adelante-, sin límite de tiempo. Sin embargo, este beneficio solo es accesible en tanto la empresa pueda continuar operando en el futuro, algo sobre lo que no se tiene total certeza si se considera el complejo panorama económico y sanitario actual.
Se propone permitir utilizar de igual manera las pérdidas incurridas durante el año 2020 en contra de las utilidades generadas en el año 2019 o antes, accediendo de tal modo a una devolución inmediata del IDPC pagado durante dicho año tributario.

“Consideremos una empresa que ganó $100 millones en 2019 y que perdió $100 millones en 2020. Si se consideran los dos años en conjunto, esta tuvo cero utilidades y, sin embargo, pagó $25 millones de impuesto el 2019. La propuesta consiste en devolver hoy esos $25 millones, para quienes los mantengan como crédito, renunciando a la posibilidad de utilizarlos contra utilidades futuras”, explicó el coordinador programático de la campaña, Sebastián Izquierdo.

(ii) “Compra” o anticipo del uso de pérdidas tributarias que podían ser utilizadas contra ganancias en ejercicios futuros.

Se propone financiar la pérdida generada en el año 2020, “comprando” dicha pérdida a una tasa del 17,5%, que corresponde a al tasa corporativa media que la Pyme debiera pagar por sus utilidades en los próximos años y contra las cuales podría descargar su pérdida 2020.

“Nuestra propuesta consiste en anticipar a la empresa ese menor pago de impuestos mañana, por la vía de entregarle esa liquidez hoy día. Considerando un caso base en el que las pérdidas pueden usarse en los cuatro siguientes años, y que a partir del 2023 la tasa de impuesto para Pymes vuelve a un 25%, se propone una tasa “de compra” del 17,5%. Con el ejemplo en el que la empresa tuvo una pérdida de $100 millones en el 2020, esta recibiría hoy un cheque por $17,5 millones y renunciaría a la posibilidad de utilizar esas pérdidas contra utilidades futuras”, explicó Izquierdo sobre esta segunda medida.

El costo de la implementación de estas propuestas, desde el equipo de Briones, explican sería de un gasto fiscal de, aproximadamente, US$ 1.350 millones, “es un costo de flujo de caja no más, dado que es un gasto inmediato que sería compensado con mayores ingresos futuros, al final, es solo un gasto financiero de aquel monto” afirmó Izquierdo.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

NOTICIAS RELACIONADAS