PROPUESTA

Educación Moderna
y de Calidad

Principales Propuestas

  • 1.
    Crearemos una Unidad Especializada en la Recuperación Educativa, orientada a coordinar y priorizar programas y recursos para reparar las fisuras académicas y socioemocionales que está dejando la pandemia. En esta línea, se tendrá una comunicación directa con familias, docentes y trabajadores de la educación, abordando desde criterios curriculares, hasta aspectos de salud mental, emocional, social, física e intelectual de los miembros de las comunidades -para los estudiantes, por ejemplo, se realizará un Simce de bienestar emocional en pos de velar por la salud mental de las niñas, niños y jóvenes-. También se potenciarán las estrategias educativas innovadoras, integrando, por ejemplo, las labores de todos los actores -políticos, sociales y civiles-, en favor de generar un ecosistema que esté al servicio de la recuperación de aprendizajes -ir más allá de la escuela, incluyendo plazas, TV educativa, etc.-.  
  • 2.
    Una escuela de calidad en tu barrio: Aseguraremos cupos de calidad en todos los barrios de Chile, apoyando a escuelas con resultados deficientes y creando nuevas. Incentivaremos que los mejores directores y docentes lleguen a las escuelas que más lo necesitan, modernizando la Beca Vocación de Profesor y mejorando las condiciones de trabajo en estos sectores.
  • 3.
    Educación pública moderna y referente en sistema: generaremos medidas relacionadas a mejorar la educación pública del país, abarcando aspectos que van desde potenciar la autonomía los Servicios Locales y los equipos directivos, hasta el aumento de la inversión en el sistema de gestión de la educación estatal -generando incentivos para que efectivamente las mejoras y los mejores lleguen a este espacio-.
  • 4.
    El Ministerio de Educación será un apoyo, no una traba: Daremos autonomía para el liderazgo pedagógico a los directores, aumentaremos el tiempo no lectivo y mejoraremos las remuneraciones para directivos y docentes de escuelas de alta vulnerabilidad. Disminuiremos la carga burocrática a la que están sometidas las escuelas y el MINEDUC pondrá a disposición programas y metodologías para apoyar a sus estudiantes según sus necesidades.
  • 5.
    Una educación para el futuro: Desarrollaremos un plan curricular, al nivel del siglo XXI, en favor de aumentar el desarrollo de habilidades cognitivas y socioemocionales para la vida, potenciando las humanidades, el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo y la innovación. Para lo anterior, entregaremos a estudiantes y docentes herramientas que permitan mejorar desde el manejo de nuevas tecnologías, ciencia de datos y lenguajes computacionales, hasta el desarrollo de valores como, por ejemplo, la tolerancia a las diferencias y el respeto por el medioambiente.
  • 6.
    Los párvulos primero en la fila: considerando que la primera infancia es fundamental para el desarrollo de las niñas y niños, se hace primordial potenciar su educación, abarcando aspectos que van desde el acceso a instituciones de calidad, hasta un mayor empoderamiento de los liderazgos directivos y un fortalecimiento en el apoyo a los apoderados. Dicho esto, y en pos de cerrar las brechas desde un comienzo, eliminaremos diferencias arbitrarias de financiamiento entre los establecimientos de educación parvularia e incrementaremos sus recursos, generando incentivos para que las mejoras lleguen especialmente a los más vulnerables.
  • 7.
    Aprendizaje permanente a lo largo de tu vida: adecuaremos el sistema de financiamiento de la educación superior para dar mayor flexibilidad para reconocer aprendizajes previos. Potenciaremos liceos de formación técnico-profesional expandiendo la cobertura de formación DUAL (aula/puesto de trabajo) en coordinación con el sector privado.
  • 8.
    Educación superior de calidad: Avanzar en una institucionalidad capaz de brindar orientaciones valiosas a las instituciones de educación superior para la mejora continua de la calidad de la educación, poniendo en serio los aprendizajes de los estudiantes al centro. Por eso, la calidad debe ser más que un concepto, debe ser un horizonte que nos estimule a recorrer un camino de mutua retroalimentación y cooperación entre el estado y las instituciones.
  • 9.
    Financiamiento equitativo (Educación Superior): Establecer un nuevo y único sistema de financiamiento de educación superior, que sea justo y se integre a la política de gratuidad establecida en la ley 21.091, en que lo créditos sean contingentes al ingreso.
Compartir

¿Quieres conocer más propuestas?

Puedes volver al listado de todas las propuestas